Dentro de las curiosidades gastronómicas que nos encontramos en países como Camboya y Vietnam, es la rata como protagonista de muchos platos. La rata no la ven allí como la podemos ver en Europa, sino que la ven como un alimento delicioso y ahora un animal que puede aportar dinero a Camboya, ya que los vecinos de Vietnam están muy interesados en comprar a Camboya kilos y kilos de ratas, para consumo humano y para dar de comer a los animales.

camboya3.jpg

El precio actual de un kilo de rata es de 1 euros, mientra que si la rata ya está muerta, el precio desciende a los 0,35 céntimos. Es una comida un poco extraña para nosotros, pero para los habitantes de Camboya es algo muy normal. Debido a la crisis, ahora Camboya está vendiendo a Vietnam una gran cantidad de kilos de ratas y gracias a ello están consiguiendo un dinero extra, que ciertamente viene muy bien en estos meses complicados que están viviendo en el país asiático.

Precisamente las ratas es un animal que abunda mucho en Camboya y que se pueden criar, por lo que las cantidades de ratas para exportar, serán aún mayores. Vemos como en estos países, cualquier animal puede ser fuente de alimento, ya sea la rata o cualquier otro animal. De seguro que si no tuviéramos otros alimentos para poder comer, pensaríamos en la rata como un animal mucho más “apetecible” de lo que puede ser ahora para todos nosotros. Tanto en Camboya como en muchos otros países asiáticos, es casi una comida de dioses.