templo-camboya.jpg

Todos conocemos los problemas fronterizos entre Tailandia y Camboya, pero por el momento seguirán adelante y no habrá reunión entre los gobernantes de ambos países, algo que posiblemente no guste en Tailandia, pero es lo que se ha decidido en Camboya. Este fuerte enfrentamiento es por un simple templo, que a pesar de lo que muchos dicen, se encuentra en una zona entre los dos países y nadie quiere dejar que el templo se lo lleve el otro país, algo muy común cuando hablamos de las fronteras.

De momento Tailandia ha solicitado que el templo sea suyo, ya que es un territorio que le pertenece y por lo tanto el templo también le pertenecería, algo que no ratifica ni mucho menos Camboya, que comenta que el templo siempre ha sido suyo. En esta zona de la frontera hay enfrentamientos muy fuertes y hay una vigilancia extrema, para que nadie pueda acercarse al templo, que se considera sagrado y que por lo tanto es un lugar al que nadie se puede acercar.

Es una pena que por un templo dos países se puedan llevar mal y se puedan enfrentar, sobre todo porque es un problema que se puede solucionar de una manera mucho más pacífica y todo se puede arreglar con un poco de diálogo, algo que de momento no habrá, por lo que este conflicto entre países seguirá existiendo a lo largo de los próximos meses, hasta al menos que no exista esta reunión entre ambos países, para arreglar el asunto.

Foto|Flickr