monumento-fronterizo.jpg

En las últimas semanas hemos estado hablando de los problemas entre Camboya y Tailandia por un templo que se encuentra justo en la frontera de ambos países. De momento parece que todo se ha calmado, especialmente porque los embajadores han vuelto a sus respectivos países y nuevamente hay reuniones entre diferentes dirigentes de ambos países. Lo cierto es que en los últimos tiempos las relaciones entre Camboya y Tailandia no ha sido muy buena que digamos y esta tensión se ha visto afectada en el turismo de cada país.

Aunque el conflicto se pueda haber solucionado de cara al exterior, es muy complicado que todo se solucione tan rápido y sobre todo cuando las fronteras son siempre zonas muy disputadas cuando hay templos o monumentos en ellas, como es el caso de la frontera entre Camboya y Tailandia, dos países que han estado enfrentado en los últimos meses y esto ha perjudicado también las relaciones con otros países vecinos, como es el caso de Vietnam y Birmania, otros países de la zona que siguen manteniendo tensiones con respecto a las fronteras.

Lo mejor que puede pasar con estos países de la zona es que se solucionen sus conflictos, ya que no merece la pena estar en conflicto eterno por un templo o por un tema fronterizo, algo que suele ocurrir en menor medida con otros lugares del mundo, que siguen reclamando otros territorios más allá de sus fronteras. Una pequeña tregua de paz ha surgido entre Tailandia y Camboya, por lo que esperemos que dure.

Foto|Flickr