ciudad-camboya.jpg

La relación entre Tailandia y Camboya no pasa por su mejor momento y es por ello por lo que se ha decidido hacer un muro de separación en una fábrica en la que trabajan ciudadanos de ambos países, con el objetivo de evitar nuevas peleas como la que tuvo lugar hace algunas semanas en una fábrica de Tailandia. Sin duda es un hecho que se podría repetir de coincidir en más ocasiones ciudadanos de ambos países, ya que es un momento de gran tensión.

Todo esto se une a la disputa por el templo fronterizo entre ambos países, que suma tensión entre los dos países para poder hacerse cargo del templo que se encuentra en un punto muy delicado. Es una pena que se produzcan estos hechos entre países vecinos, entre otras cosas porque se trata de una situación que se podría evitar de otra forma, ya que separar a los trabajadores por un muro no es precisamente lo mejor para que puedan convivir en paz.

Esta fábrica está dispuesta a separar por países a sus trabajadores, para que por un lado del muro trabajen los camboyanos y por el otro lado puedan trabajar los tailandeses, con el fin de evitar problemas en el futuro que puedan poner en riesgo la fábrica, ya que este tipo de peleas suelen acabar muy mal en cuanto a heridos y a destrozos dentro de la fábrica, como ocurrió el pasado 10 de julio en una de las peleas que han tenido lugar entre ciudadanos de ambos países, una terrible experiencia.

Vía | Camboya
Foto | Flickr